Insuficiencia Renal y Diabetes

La diabetes es la causa más común de insuficiencia renal crónica, y, según estadísticas, más del 44 % de los nuevos casos de insuficiencia renal crónica que requieren tratamiento sustitutivo como hemodiálisis ó diálisis peritoneal son por diabetes.

La insuficiencia renal crónica en los pacientes diabéticos demora años en desarrollarse, en una primera fase, la  insuficiencia renal, presenta en la orina una proteína muy importante llamada albúmina, y al presentarse en pequeñas cantidades, a esta etapa se la llama de microalbuminuria, y por lo general, las prácticas de laboratorio indican una función renal dentro de valores aceptables como normales.

En la medida que la enfermedad renal va progresando, la cantidad de albúmina eliminada por la orina crece y pasa a llamarse proteinuria, ya tenemos indicios de laboratorio que estamos en fases iniciales de insuficiencia renal, y se debe comenzar con controles médicos periódicos y algunas acciones para retrasar el deterioro de los riñones.

Generalmente durante los primeros 10 años de padecer diabetes, no se presenta la enfermedad renal, sino que lo hace entre los 15 y los 25 años. Cabe aclara que no todas las personas que padecen diabetes desarrollarán insuficiencia renal crónica, pero un punto muy importante para evitarlo es tener un muy buen control de los valores de glucosa o azúcar en sangre.

El cuerpo humano, en su funcionamiento normal, transforma los alimentos en glucosa, que es utilizada por las células para cumplir con sus funciones, para poder ingresar a la célula, la glucosa necesita de una hormona llamada insulina, y que es producida por el páncreas.

Cuando el páncreas no produce esa insulina, o lo hace ne forma insuficiente, la glucosa no se puede meter a las células y queda en el torrente sanguíneo, entonces se produce el diagnóstico de Diabetes.

A continuación, dejo unos consejos que seguro ayudarán a evitar o retrasar el ingreso a tratamientos sustitutivos de la insuficiencia renal como son la diálisis peritoneal y la hemodiálisis:

  • Tener el control con su especialista en diabetes en períodos regulares.
  • realizar el control de nivel de glucosa en sangre antes de cada comida, a fin de conocer los valores y actuar en consecuencia.
  • colocar insulina, en caso de requerirlo, a lo largo del día, según los resultados de los controles, las comidas y el ejercicio que se realice.
  • seguir una dieta adecuada, para evitar niveles de azúcar demasiado elevados, que son los que dañan las arterias y las venas, que van afectando la función renal y de otros órganos.
  • realizar actividad física ayuda a bajar los niveles de glucosa en forma más natural.

Si se practican estos consejos, se puede mejorar la calidad e vida de un paciente diabético y evitar el ingreso a diálisis.

Adelante! Se puede!

te invito a dejar dudas y comentarios sobre este artículo,

Muchas gracias!!!

Mary

Acerca de dialisis y hemodialisis

Mi nombre es María Inés, soy Técnica Universitaria en Diálisis, y desde hace 18 años trabajo en hemodialisis, atendiendo a los pacientes y dando lo mejor de mí, superándome día a día para hacer más llevadero el tratamiento de los pacientes.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s