Insuficiencia Renal Crónica

La insuficiencia renal, es el mal funcionamiento ó deterioro de la función de los riñones. Esta enfermedad presenta distintos estadíos o etapas, y en sus comienzos generalmente no presenta síntomas ,por lo que muchas veces se llega a un diagnóstico en forma tardía. Es una patología de progresión lenta. La pérdida de la función renal demora meses ó años, por lo que cuando es diagnosticada, algunas veces, ha llegado a menos del 10 % de su capacidad funcional, y es la etapa del tratamiento sustitutivo.

En la etapa final, se denomina insuficiencia renal crónica y es cuando el paciente debe comenzar un tratamiento, ya sea hemodiálisis, diálisis peritoneal ó transplante renal.

Las principales causas de la insuficiencia renal son la diabetes y la hipertensión arterial, pero también hay otras enfermedades que derivan en insuficiencia renal como son: poliquistosis, trastornos autoinmunitarios como el lupus eritematoso, glomerulonefritis, nefropatías por reflujo, algunos químicos tóxicos, medicamentos y traumatismos.

En la insuficiencia renal crónica se produce acumulación de líquidos y toxinas que no pueden ser eliminadas por el riñón, y que deben ser removidos por otros métodos que se llaman tratamientos sustitutivos y son la diálisis peritoneal, la hemodiálisis y el transplante renal.

Entre los síntomas más comunes podemos encontrar nauseas, sensación de malestar y cansancio generalizado, pérdida de apetito, dolor de cabeza, picazón generalizado, y algunos otros síntomas como  piel anormalmente oscura o clara, mal aliento, sed excesiva, amenorrea (pérdida del período menstrual), disminución del deseo sexual, problemas del sueño, hinchazón de pies y manos, vómitos, somnolencia y confusión.

Es muy importante la consulta periódica al médico, ya que con pruebas de laboratorio de forma periódica, se puede detectar el cambio de valores en algunos marcadores, y, si bien no se puede curar, sí se puede controlar para evitar llegar al estadío final, o retrasar en años su evolución.

Como medidas de prevención, se debe controlar la tensión arterial periódicamente, ya que ésta es una de la principales causas de insuficiencia renal. Otros consejos para prevenir la enfermedad renal son no fumar, no consumir alimentos ricos en grasa y colesterol, hacer ejercicio regularmente, y mantener el azúcar en sangre bajo control. Se debe mantener un cuidado esencial, en estadíos más avanzados, sobre la dieta y la ingesta de líquidos, en esta etapa ya debe estar en manos de un nefrólogo, quien lo irá guiando en su dieta y su tratamiento a fin de retrasar el ingreso a diálisis peritoneal ó hemodiálisis.

Recuerde: una consulta médica a tiempo puede evitar llegar a insuficiencia renal crónica.

Deje sus comentarios y consultas y le estaré respondiendo a la brevedad.

Muchas gracias!

Mary

About these ads

Acerca de dialisis y hemodialisis

Mi nombre es María Inés, soy Técnica Universitaria en Diálisis, y desde hace 18 años trabajo en hemodialisis, atendiendo a los pacientes y dando lo mejor de mí, superándome día a día para hacer más llevadero el tratamiento de los pacientes.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Insuficiencia Renal Crónica

  1. marlene dijo:

    me podria esplicar en cuanto , cada estaria ¿ que sintomas se presentan?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s